ACTA DE SESIÓN

CONSEJO GENERAL

PARTIDO LIBERAL

 

1.- Se aprueba modificación de estatutos del Partido Liberal con el fin de cumplir con las modificaciones que SERVEL solicitó para concluir adecuación de estos con la ley orgánica constitucional de partidos políticos

 

El texto final de los estatutos es el siguiente:

 

PRIMERO: En ________________________________ Comuna de Santiago de la República de Chile, a __________ de Julio de______________, ante el ministro de fe designado por el Servicio Electoral, el funcionario (a)_______________, el Consejo General del partido político LIBERAL DE CHILE aprobó la modificación de los estatutos, declaración de principios, reglamento interno de elecciones, código de ética y programa del señalado partido. SEGUNDO: En cumplimiento de lo dispuesto en el artículo veintinueve de la ley dieciocho mil seiscientos tres, los comparecientes vienen en reducir a escritura pública los estatutos del PARTIDO LIBERAL DE CHILE. TERCERO: ESTATUTOS DEL PARTIDO LIBERAL DE CHILE: TITULO PRIMERO: Del nombre, símbolo y afiliados. Artículo primero: Constitúyase el Partido Político que se denominará “PARTIDO LIBERAL DE CHILE”, el cual se regirá por las disposiciones del presente estatuto. Artículo segundo. Símbolo del partido: Es símbolo del Partido la frase “Partido Liberal” en color blanco en un fondo cuadricular rojo, seguido de un renglón abajo con del texto “de Chile” en color blanco, en un fondo azul que cubre toda la frase en color azul. Las palabras “Partido”, “Liberal” y “Chile”, con la letra inicial en mayúscula. Artículo tercero. De los afiliados: Son afiliados del PARTIDO LIBERAL DE CHILE, los ciudadanos con derecho a sufragio o extranjeros avecindados en Chile por más de cinco años y que hayan completado el procedimiento de afiliación que se establezcan en conformidad a los estatutos los registros respectivos de la organización. Artículo cuarto.  Procedimiento de afiliación: La solicitud de ingreso se formalizará en duplicado ante el secretario general del Partido, quien entregará copia de esta al solicitante en donde se dé cuenta de su recepción. Asimismo, la solicitud deberá ir acompañada de las razones por las cuales se desea ingresar al Partido, su vinculación con los principios liberales, un compromiso de respeto a la ética liberal contenida en el código de conducta y los demás antecedentes que determine la Directiva. Luego de la solicitud de ingreso, el solicitante deberá cursar el proceso de formación que al efecto organizará la Directiva Central del partido. El rechazo de una solicitud de afiliación o adhesión deberá realizarse por resolución fundada del secretario general, en un plazo máximo que no supere los cuarenta días hábiles desde el ingreso de la solicitud. El solicitante podrá recurrir de dicha resolución ante el Tribunal Supremo, dentro del plazo de cinco días hábiles desde su notificación, instancia que deberá pronunciarse dentro de diez días hábiles desde la interposición del recurso. Si el partido político no se pronuncia sobre la solicitud dentro del plazo de cuarenta días hábiles desde que ésta se efectuó, se entenderá aceptada, pudiendo el solicitante requerir al Servicio Electoral que lo incorpore como afiliado o adherente al respectivo registro del partido. Artículo quinto. Estatuto de los afiliados. La condición de afiliado impone las obligaciones de acatar y respetar fielmente los principios, códigos de conducta y programas del PARTIDO LIBERAL, cumplir las tareas que se le encomienden y los acuerdos adoptados por sus organismos regulares. Cada afiliado deberá cumplir también con la contribución económica que fije el partido y, en general, con todas las obligaciones y deberes que impone el presente estatuto.  Artículo sexto. Derechos de afiliados:  Son derechos de los afiliados del Partido: a) Participar en las distintas instancias del partido.  b) Postularse en los procesos internos de selección de candidatos a cargos de elección popular. c) Postularse en los procesos internos de elección de dirigentes dispuestos en la ley, así como para ser nombrado en cualquier comisión al interior del partido político. d) Participar con derecho a voto en las elecciones internas que celebre el partido. e) Proponer cambios a los principios, programas y estatutos del partido, conforme con las reglas estatutarias vigentes. f) Solicitar y recibir información que no sea reservada o secreta, en virtud de lo dispuesto en el artículo ocho de la Constitución Política de la República o cuya publicidad, comunicación o conocimiento no afecte el debido cumplimiento de las funciones del partido. Los afiliados podrán impugnar ante el Tribunal Supremo, cuya resolución será reclamable ante el Servicio Electoral frente a la negativa del partido de entregar dicha información.  g) Solicitar la rendición de balances y cuentas que sus dirigentes se encuentren obligados a presentar durante su gestión. h) Exigir el cumplimiento de la declaración de principios del partido, estatutos y demás instrumentos de carácter obligatorio. i) Recibir capacitación, formación política e información para el ejercicio de sus derechos políticos. j) Tener acceso a la jurisdicción interna del partido político y, en su caso, a recibir orientación respecto del ejercicio y goce de sus derechos como afiliado cuando sean vulnerados al interior del partido político. k) Impugnar ante el Tribunal Supremo las resoluciones y decisiones de los órganos internos que afecten sus derechos políticos. l) Impugnar ante el Tribunal Calificador de Elecciones las resoluciones del Tribunal Supremo del partido sobre calificación de las elecciones internas de los órganos establecidos en las letras a), b) y c) del inciso primero del artículo veintitrés de la ley dieciocho mil seiscientos tres, de conformidad con los requisitos que establece el inciso cuarto del artículo veintitrés bis del mismo cuerpo legal. m) Todo afiliado podrá renunciar, en cualquier momento, sin expresión de causa. La renuncia producirá la desafiliación por el solo hecho de ser presentada al presidente del partido o al Servicio Electoral. En este último caso, este funcionario deberá notificar la renuncia, por carta certificada, al presidente del partido. Artículo séptimo. Derechos de los adherentes: Los adherentes son jóvenes menores de 18 y mayores de 14 años, que han decidido integrarse al partido en la forma que señala el artículo quinto. Tendrán derecho a organizar instancias de participación de carácter temático, a participar de los programas de formación que organice el partido, y los demás derechos que determine el Consejo General. Los adherentes podrán votar luego de haber cumplido el programa de formación política y haber participado al menos una vez por año en las actividades organizadas por el Partido que determine la Directiva Central. Artículo octavo. Deberes y obligaciones de afiliados y adherentes. Son deberes y obligaciones de los afiliados y adherentes. a) Actuar en conformidad con los principios, estatutos, reglamentos internos, acuerdos e instrucciones de los órganos directivos del partido, sin perjuicio de lo dispuesto en los artículos veintiuno y treinta y dos de la ley dieciocho mil seiscientos tres. b) Contribuir a la realización del programa del partido, de acuerdo a la línea política definida conforme a los respectivos estatutos. c) Contribuir al financiamiento del partido abonando las cuotas u otras aportaciones que se determinen para cada afiliado. d) Mantener una conducta partidaria y privada consecuente con la ética liberal. TITULO SEGUNDO: De los organismos del PARTIDO LIBERAL DE CHILE. Artículo noveno. Los organismos del Partido: Los organismos del partido son; a) El Consejo General; b) Los Consejos Regionales; c) La Directiva Central; d) Las Directivas Regionales; e) El Tribunal Supremo; f) Tribunales regionales. Artículo décimo. Instancias temáticas o territoriales de participación: Directiva Central podrá aprobar la creación de frentes, comisiones u otras instancias temáticas o territoriales que estimen pertinentes a fin de incentivar la participación de sus afiliados. Del mismo modo podrán celebrar congresos generales o nacionales conforme a los estatutos. TITULO TERCERO: Del Consejo General. Artículo décimo primero. Composición: El Consejo General es la autoridad máxima del PARTIDO LIBERAL, y es el órgano intermedio colegiado al que se refiere la letra b) del artículo veintidós de la ley dieciocho mil seiscientos tres. Estará integrado por: a) los afiliados que ostenten la calidad de parlamentarios o Alcaldes b) los Presidentes de las Directivas Regionales. Para que los parlamentarios del partido puedan ser parte del Consejo General, estos deberán ser elegidos por la mayoría de los afiliados de la región en que se encuentra el distrito o circunscripción senatorial respectiva previa convocatoria a elecciones por parte de la Directiva Regional o de la Directiva Central en subsidio. Artículo décimo segundo. Convocatoria. El Consejo General se reunirá ordinariamente a lo menos una vez al año, debiendo convocarlo el presidente, secretario general, alguno de los vicepresidentes, secretario ejecutivo o la mayoría absoluta de sus miembros mediante presentación escrita dirigida al secretario general. Esta convocatoria se efectuará mediante un aviso en el sitio web del PARTIDO LIBERAL y con una anticipación mínima de cinco días, señalando día, hora y lugar de la reunión. Artículo décimo tercero. Representantes de consejos regionales ante el Consejo General. Los consejos regionales serán representados en el consejo general por sus respectivos presidentes o por la persona que al efecto designe la directiva regional. Artículo décimo tercero. Procedimiento de constitución y sesiones. El Consejo General se constituirá con la mayoría absoluta de sus miembros y sus acuerdos se adoptarán por simple mayoría. Todo ello en primer llamado. En segundo llamado, el que tendrá a lugar el día siguiente a la misma hora y lugar y que se entenderá convocado tácitamente por el solo hecho de no haber configurado los quórum en el primer llamado, se podrá constituir y sesionar con los miembros que asistan y sus acuerdos se adoptarán por simple mayoría. Presidirá las sesiones del Consejo General el presidente del partido o, en su defecto, en secretario general; a falta de este, cualquiera de los vicepresidentes, y a falta de todos ellos el secretario ejecutivo. Artículo décimo cuarto. Atribuciones del Consejo General: Al Consejo General le corresponden las atribuciones señaladas en este estatuto y en la ley dieciocho mil seiscientos tres, a saber: a) Impartir orientaciones y adoptar acuerdos sobre cualquier aspecto de la marcha del partido, que serán obligatorios para el Órgano Ejecutivo. b) Impartir orientaciones sobre las políticas públicas relevantes para el partido y el país. c) Aprobar o rechazar el correspondiente balance anual. d) Aprobar, a propuesta del Órgano Ejecutivo, las modificaciones a las declaraciones de principios, nombre del partido, programas partidarios, estatutos y reglamentos internos, como asimismo, los pactos electorales, fusión con otro u otros partidos y su disolución. Las modificaciones de la declaración de principios, la reforma de estatutos, la disolución del partido y la fusión deberán hacerse en conformidad con lo dispuesto en el artículo veintinueve de la ley dieciocho mil seiscientos tres, inciso primero. e) Recibir anualmente la cuenta política de la Directiva Central y pronunciarse sobre ella. f) Designar los candidatos a Presidente de la República, diputados, senadores, consejeros regionales, alcaldes y concejales del partido, sin perjuicio de aquellos que se determinen de conformidad con la ley número veinte mil seiscientos cuarenta. g) Aprobar el programa del partido. h) Las demás funciones que establezca la ley o que el respectivo estatuto les confiera, y que no sean contrarias a aquella. El Consejo General podrá organizar y celebrar eventos partidarios con carácter consultivo o resolutivo, como también de carácter programático o ideológico, de acuerdo al procedimiento previsto en este artículo. Sólo podrá convocarse a eventos partidarios con carácter resolutivo sobre aquellas materias que sean atribuciones propias del Consejo General. TITULO CUARTO: De la Directiva Central. Artículo décimo quinto. Composición: La Directiva Central estará formada por ocho miembros: presidente, primer vicepresidente, segundo vicepresidente, tercer vicepresidente, cuarto vicepresidente, secretario general, secretario ejecutivo y tesorero, será convocada por el presidente o la mayoría de sus miembros, y es la autoridad máxima en receso del Consejo General. Los miembros de la Directiva deberán efectuar una declaración anual de intereses y patrimonio en los términos de la ley veinte mil ochocientos ochenta, sobre Probidad en la Función Pública y Prevención de los Conflictos de Intereses, la que deberá ser remitida al Servicio Electoral para su custodia y control. Artículo décimo sexto. Elección, duración en el cargo y reelección de la Directiva Central: La Directiva Central resultará electa por mayoría de votos de las regiones en que se encuentra constituido legalmente el Partido. Cada región representa un sólo voto. El voto de cada región se determinará a su vez por mayoría de votos de los afiliados de dicha región, quienes elegirán entre las listas que se presenten a elecciones. Cada lista deberá estar integrada por tantas personas como cargos tiene la Directiva Central. En caso de empate de votos entre las regiones, resultará electa la lista que obtenga la mayoría de votos de afiliados a nivel nacional. La Directiva Central durará dos años en sus cargos y podrá ser reelecta por una sola vez. Artículo décimo séptimo. Reemplazo y vacancia: En caso de renuncia o impedimento de uno o más de sus miembros, quien ocupa el cargo inmediatamente anterior pasará a ocupar el cargo vacante, excepto el tesorero, quien siempre se mantendrá en sus funciones. Si quien falta es el secretario ejecutivo se procederá inmediatamente al sistema descrito a continuación en este mismo artículo. El Consejo general proveerá el o los cargos que queden vacantes luego del reemplazo antes descrito, y en tanto este consejo no se reúna, las vacantes serán provistas, de entre los consejeros generales, por mayoría de votos de la Directiva Central, considerando el voto de quien preside como dirimente en caso de empate. Artículo décimo octavo. Atribuciones: A la Directiva Central le corresponderá dirigir y ejecutar la política y estrategia del partido de conformidad a los acuerdos y curso de acciones aprobados por el Consejo General; cumplir y hacer cumplir dichos acuerdos, y, en general, coordinar y dirigir la labor del partido en todos sus ámbitos, con todas las facultades necesarias para el logro de sus propósitos. En cumplimiento de sus funciones, la Directiva Central deberá observar las facultades y obligaciones contempladas en el articulo veinticuatro de la Ley número dieciocho mil seiscientos tres, a saber:  a) Dirigir el partido conforme con su declaración de principios, programa y las definiciones políticas adoptadas por sus organismos internos. b) Administrar los bienes del partido, rindiendo balance anual de ellos ante el Órgano Intermedio Colegiado, sin perjuicio de lo establecido en los estatutos del partido. c) Proponer al Tribunal Supremo la dictación de las instrucciones generales necesarias para la realización adecuada de los procesos electorales internos, conforme a la ley y a los estatutos. d) Proponer al Órgano Intermedio Colegiado las modificaciones a las declaraciones de principios, nombre del partido, programas partidarios, estatutos y reglamento interno, como asimismo, las alianzas, pactos electorales, fusión con otro u otros partidos, y su disolución. e) Convocar las sesiones ordinarias y extraordinarias del Órgano Intermedio Colegiado. f) Proponer al Consejo General, para análisis y propuestas, los temas de políticas públicas considerados relevantes para el partido y el país. g) Designar al Administrador General de Fondos del partido, cuando corresponda. h) Poner en conocimiento del Tribunal Supremo las faltas a los estatutos y a la disciplina partidaria de que tenga conocimiento. i) Todas las demás facultades que el respectivo estatuto le confiera, que no contravengan la ley. k) Las demás funciones que establezca la ley. Artículo décimo noveno. Asunción de funciones: La Directiva Central electa asumirá oficialmente sus funciones el quinto día efectuada la elección. Artículo vigésimo. Presidente: Corresponderá al presidente ejercer la representación oficial del partido ante cualquier institución, persona natural o jurídica, y la de representarlo judicial y extrajudicialmente, presidir las sesiones de la Directiva Central, del Consejo General y de cualquier otra instancia creada por el Consejo General en virtud de las atribuciones que la Ley número dieciocho mil seiscientos tres y el presente estatuto le otorgan y dirimir en caso de empate sus votaciones. El presidente ejercerá todas las facultades necesarias para el buen cumplimiento de su cometido, entendiéndose que tiene todas las atribuciones para ello. Con todo, la correspondencia oficial del partido, acta de la Directiva Central, sus circulares y oficios internos deberá firmarlas conjuntamente con el secretario general o en su reemplazo el secretario ejecutivo. Artículo vigésimo primero. Ausencia del Presidente: El presidente será reemplazado en caso de ausencia, impedimento temporal o renuncia de este en el siguiente orden de prelación: primer vicepresidente, segundo vicepresidente, tercer vicepresidente, cuarto vicepresidente, secretario general,  y secretario ejecutivo. En el caso descrito en el artículo décimo séptimo del siguiente estatuto el quinto vicepresidente se incorporará al orden de prelación a continuación del cuarto vicepresidente y con anterioridad al secretario general. Artículo vigésimo segundo. Secretario General: Al secretario general le corresponden las siguientes funciones: a) dirigir el funcionamiento de la organización interna del partido b) organizar y mantener actualizado el registro de afiliados del partido, ordenado por regiones, dando cumplimiento a todas las exigencias legales sobre la materia. Deberá, asimismo,  proporcionar con la anticipación que el reglamento interno de las elecciones señale, la nómina de los afiliados autorizados para participar en los actos eleccionarios, a la o las personas correspondientes, según el articulo trigésimo quinto letra c); c) llevar registro de las sanciones impuestas por el Tribunal Supremo a sus afiliados, computar los plazos de ellas y verificar el pago de las multas impuestas; d) Autorizar, con conocimiento de la Directiva Central todas las declaraciones, comunicaciones e informaciones que los organismos centrales del partido deban hacer públicas; e) concurrir con el presidente a la firma de actas de la Directiva Central y documentos oficiales del partido; f) rendir cuenta periódicamente al presidente de la marcha interna del partido; g) Confeccionar la nómina de integrantes de cualquier otro órgano directivo del partido y certificar a petición de cualquier dirigente o afiliado sus respectivas cualidades; h) Elaborar, anualmente, un plan de trabajo que deberá establecer los objetivos y estrategia en materia de organización interna del partido, el cual deberá ser comunicado a las Directivas Regionales; i) todas las demás atribuciones que los estatutos y reglamentos internos le confieran, y definirá, en conjunto con el tesorero la política financiera y de contratación de PARTIDO LIBERAL. Artículo vigésimo tercero. Vicepresidentes: Los vicepresidentes desempeñarán las funciones inherentes a sus cargos que internamente se establezcan. Deberán, asimismo, coordinar a los equipos administrativos no políticos del partido y, además, aquellas tareas especificas que el presidente, secretario general, o la Directiva Central, les encomienden personalmente o en conjunto. Artículo vigésimo cuarto. Secretario ejecutivo: El secretario ejecutivo actuará como ministro de fe en todos los actos del partido, levantará actas de las sesiones a las que esté llamado a concurrir, ya sea por mandato de los estatutos, de los reglamentos internos o del Consejo General; se desempeñará como jefe de personal. Artículo vigésimo quinto. Tesorero: El tesorero tendrá a su cargo el manejo de los ingresos y egresos del partido, la recaudación de las cuotas respectivas que fijará el Consejo General y todo lo relacionado con el adecuado funcionamiento de sus actividades junto con las funciones señaladas en el articulo vigésimo quinto se este estatuto. Sin perjuicio de lo anterior, la Directiva podrá mandatar la administración de determinadas gestiones a un afiliado del Partido. Artículo vigésimo sexto. Quórum del Directorio: El Directorio sesionará y adoptará decisiones con mayoría de sus miembros asistentes. TITULO QUINTO: De los Consejos Regionales. Artículo vigésimo séptimo: Los consejos regionales son los órganos intermedios colegiados de cada región a que se refiere la letra d) del artículo 23 de la ley dieciocho mil seiscientos tres. En cada Región que esté constituido el partido en conformidad a la Ley número dieciocho mil seiscientos tres existirán Consejos Regionales elegidos por los afiliados de la respectiva Región. Para ser elegidos consejeros regionales se requerirá estar inscrito en los registros electorales de la Región. El Consejo Regional estará integrado por seis miembros. Su sistema de convocatoria operará de acuerdo al artículo décimo segundo del estatuto, mediante la publicación de la convocatoria en el sitio WEB del PARTIDO LIBERAL, y sus quórum de acuerdo al artículo décimo tercero. Cada uno de estos Consejos, en las fechas que corresponden o determine el Consejo General, elegirá una Directiva Regional compuesta por un presidente, un secretario y un tesorero. Solo podrán constituirse Consejos Regionales en las Regiones en que el partido se encuentre legalmente constituido. Los consejeros regionales durarán dos años en sus cargos.  Artículo vigésimo octavo: Corresponderá a los Consejos Regionales, en sus respectivos territorios, desarrollar la política y estrategia de PARTIDO LIBERAL en conformidad a los acuerdos del Consejo General y conforme a las instrucciones de la Directiva Central. Artículo vigésimo noveno: Los afiliados de la respectiva región elegirán por votación directa entre sus miembros mediante el sistema de listas a los tres miembros de la Directiva regional. Asimismo, elegirán mediante el mismo sistema a los seis miembros del consejo regional. No existen incompatibilidades entre el los miembros de la directiva regional y el consejo regional. Los miembros de las Directivas de cada uno de estos Consejos durarán dos años en sus funciones y podrán ser reelectos por una sola vez. En caso de fallecimiento, impedimento o renuncia, la Directiva proveerá la vacante por simple mayoría, considerando el voto de quien preside como dirimente en caso de empate, entre los candidatos que no hayan resultado electos en la elección anterior de los respectivos Consejos. Si la vacante fuera más de la mayoría de sus miembros, se realizará una elección complementaria para elegir los reemplazos por el tiempo que faltare del periodo. Articulo trigésimo: Los Consejos Regionales propondrán los nombres de los postulantes para candidatos a senadores y diputados de su respectiva Región, para que dicho Consejo General proceda a hacer la elección y resuelva el apoyo a dichos candidatos. TITULO SEXTO: Tribunales Regionales. Artículo trigésimo primero. Composición: En cada una de las regiones donde esté constituido el partido existirá un Tribunal Regional, el que estará conformado por tres miembros, uno de los cuales será su Presidente. Los miembros del tribunal serán electos por mayoría de los consejeros del partido de la respectiva región que no fueren miembros de la Directiva Regional. Sesionará con los miembros que se encuentren presentes y en caso de empate, resolverá el Presidente.  Artículo trigésimo segundo. Atribuciones. El tribunal regional conocerá en primera instancia y en relación al ámbito regional de las siguientes materias contempladas en la normativa interna: a) Conocer y resolver de las reclamaciones que se entablen contra actos de autoridades u organismos del partido que vulneren la declaración de principios o los estatutos, y adoptar las medidas necesarias para corregirlos y enmendar sus resultados. b) Conocer y resolver las denuncias que se formulen contra afiliados al partido, sean o no autoridades de él, por actos de indisciplina o violatorios de la declaración de principios o de los estatutos, o por conductas indebidas que constituyan faltas a la ética o comprometan los intereses o el prestigio del partido. c) Aplicar las medidas disciplinarias que los estatutos señalen, contemplando las disposiciones que hagan efectivo un debido proceso. d) Controlar el correcto desarrollo de las elecciones y votaciones partidistas, y dictar las instrucciones generales o particulares que para tal efecto correspondan. g) Calificar las elecciones y votaciones internas. Artículo trigésimo tercero. Procedimiento. Los tribunales conocerán previa denuncia. Las denuncias deberán realizarse por escrito, dentro de los 30 días siguientes contados desde el acaecimiento de los hechos que se estiman infracción a los estatutos, principios generales o código de conducta del PARTIDO LIBERAL, o desde que el denunciante tuviese conocimiento de éstos, lo que deberá ser oportunamente acreditado en el escrito de denuncia respectivo.  De toda denuncia dará traslado por escrito al afectado, notificándole por medio del correo electrónico registrado ante el Partido o por carta certificada enviada a su domicilio.  El denunciado tendrá un plazo de diez días hábiles para exponer sus descargos por escrito. Si el Tribunal lo estima necesario, abrirá un término probatorio de cinco días hábiles, prorrogable por otros cinco días más.  Una vez extinguido este plazo, el Tribunal podrá dictar sentencia dentro de cinco días hábiles. Excepcionalmente, el Tribunal podrá decretar alguna medida para mejor resolver en caso de considerarlo necesario para el adecuado esclarecimiento de los hechos.  El Tribunal Supremo valorará las pruebas y fallará en conciencia.  Artículo trigésimo cuarto. Impugnabilidad: Las sentencias de los tribunales regionales serán impugnables, dentro de tres días hábiles, por escrito ante el Tribunal Regional para que sea conocido por el Tribunal Supremo. Si la sentencia definitiva dispone la expulsión de un afiliado, y de ella no se reclamare, se elevará en consulta al Tribunal Supremo. TÍTULO SÉPTIMO. Del Tribunal Supremo: Artículo trigésimo quinto. Composición. Existirá un Tribunal Supremo integrado por cinco miembros, de los cuales uno será su presidente y otro será el secretario, el que actuará con carácter de ministro de fe. En caso de empate, dirimirá el voto del Presidente. Sus integrantes deberán tener una intachable conducta anterior y no haber sido sancionados disciplinariamente por el partido. Los miembros de la Directiva del partido no podrán ser integrantes del Tribunal Supremo. Artículos trigésimo sexto. Elección, duración en el cargo y reelección. Sus miembros serán elegidos por la mayoría de los miembros del Consejo General, durarán 2 años en sus cargos y sólo podrán ser reelectos una sola vez Artículo trigésimo séptimo. Sesiones: El Tribunal deberá adoptar sus decisiones por la mayoría de los miembros en ejercicio. Artículo trigésimo octavo. Atribuciones:   a) Interpretar los estatutos, reglamentos y demás normas internas. b) Conocer de las cuestiones de competencia que se susciten entre autoridades u organismos del partido. c) Conocer y resolver de las reclamaciones que se entablen contra actos de autoridades u organismos del partido que vulneren la declaración de principios o los estatutos, y adoptar las medidas necesarias para corregirlos y enmendar sus resultados. d) Conocer y resolver las denuncias que se formulen contra afiliados al partido, sean o no autoridades de él, por actos de indisciplina o violatorios de la declaración de principios o de los estatutos, o por conductas indebidas que constituyan faltas a la ética o comprometan los intereses o el prestigio del partido. e) Aplicar las medidas disciplinarias que los estatutos señalen, contemplando las disposiciones que hagan efectivo un debido proceso. f) Controlar el correcto desarrollo de las elecciones y votaciones partidistas, y dictar las instrucciones generales o particulares que para tal efecto correspondan. g) Calificar las elecciones y votaciones internas. h) Resolver, como tribunal de segunda instancia, las apelaciones a los fallos y decisiones de los Tribunales Regionales. i) Conocer de las reclamaciones por no inclusión en el Registro de Afiliados. j) Velar y garantizar el ejercicio de los derechos de los afiliados, incluidos los señalados en el artículo dieciocho ter de la ley dieciocho mil seiscientos tres. Artículo trigésimo noveno. Potestad sancionatoria.  En el ejercicio de sus atribuciones y según sea la gravedad de la infracción, este Tribunal podrá aplicar las siguientes sanciones disciplinarias a sus afiliados o las que señalen los respectivos estatutos: 1) Amonestación. 2) Censura por escrito. 3) Suspensión o destitución del cargo que estuviere ejerciendo dentro de la organización interna del partido. 4) Suspensión en el ejercicio de los derechos de afiliado por el plazo que determine. 5) Expulsión. Las sanciones establecidas en los números tres y cuatro del inciso anterior sólo podrán ser aplicadas por el Tribunal Supremo con el voto favorable de los tres quintos de sus integrantes en ejercicio. Para el caso del número 5, el quórum será dos tercios. Artículo cuadragésimo. Actos contrarios a la disciplina interna. Constituyen actos contrarios a la disciplina interna: a) Todo acto u omisión voluntaria imputable a un miembro del partido, que ofenda o amenace los derechos humanos establecidos en la Constitución, en los tratados internacionales ratificados y vigentes en Chile y en la ley, o atente contra ellos. b) Infringir los acuerdos adoptados por los organismos oficiales del partido. c) Incurrir en actos que importen ofensas, descrédito o maltrato contra miembros del partido. d) Faltar a los deberes del afiliado establecidos en la ley o en el estatuto. e) Incumplir pactos políticos, electorales o parlamentarios celebrados por el partido. La disciplina interna de los partidos políticos no puede afectar el ejercicio de derechos, el cumplimiento de deberes prescritos en la Constitución y en la ley, ni el libre debate de las ideas en el interior del partido. Artículo cuadragésimo primero. Imparcialidad. Los miembros del Tribunal Supremo deberán abstenerse de emitir pronunciamiento en caso de conflicto de interés. El miembro que se estime afectado deberá declararlo de oficio. Asimismo, la parte que se encuentre en proceso bajo la potestad del Tribunal, podrá solicitar la inhabilitación del miembro implicado. De esta presentación resolverá el Tribunal con exclusión del miembro involucrado. Artículo cuadragésimo segundo. Procedimiento. El tribunal Supremo conocerá de acuerdo al procedimiento previsto en el artículo trigésimo segundo. Artículo cuadragésimo tercero. Autoacordados. El Tribunal supremo, por mayoría de los miembros presentes, podrá complementar por medio de autoacordados el procedimiento previsto en el artículo anterior. TÍTULO OCTAVO. Del Patrimonio del Partido y su Disposición. Artículo cuadragésimo cuarto. Ingresos: El partido formará su patrimonio con las cotizaciones ordinarias o extraordinarias que efectúen sus afiliados, por las donaciones, por las asignaciones testamentarias que se hagan en su favor y por los frutos y productos de los bienes de su patrimonio. El aporte máximo en dinero que cada persona natural podrá efectuar al PARTIDO LIBERAL, no estando afiliada a este, no podrá exceder de trescientas unidades de fomento al año. El aporte máximo en dinero que cada persona natural podrá efectuar al PARTIDO LIBERAL, estando afiliada a ellos, no podrá exceder de quinientas unidades de fomento al año. El PARTIDO LIBERAL no podrá recibir aportes de cualquier naturaleza de personas jurídicas. Los ingresos sólo podrán tener origen nacional. Asimismo, conformará parte del patrimonio del PARTIDO LIBERAL, el financiamiento público previsto en la ley dieciocho mil seiscientos tres. Artículo cuadragésimo quinto. Régimen contractual.- Los actos y contratos que celebre el PARTIDO LIBERAL se regirá por las reglas generales, sin perjuicio de las normas especiales que la ley dieciocho mil seiscientos tres establece. El PARTIDO LIBERAL no podrá celebrar contratos a título oneroso en condiciones distintas de las de mercado o cuya contraprestación sea de un valor superior o inferior al de mercado. El PARTIDO LIBERAL no podrá constituir ni participar en personas jurídicas, salvo las expresamente autorizadas por la ley dieciocho mil seiscientos tres y por la ley diecinueve mil ochocientos ochenta y cuatro. Tampoco podrá prestar servicios a título oneroso.  Artículo cuadragésimo sexto. Régimen inmobiliario: El PARTIDO LIBERAL podrá ser propietario de bienes inmuebles. Del total de bienes inmuebles a nombre del partido, al menos dos tercios deberán destinarse a las actividades señaladas en el artículo dos de la ley dieciocho mil seiscientos tres. El PARTIDO LIBERAL deberá informar anualmente al Servicio Electoral la totalidad de los bienes inmuebles inscritos a nombre del partido. Artículo cuadragésimo séptimo. Administración: Tratándose de los fondos provenientes de los aportes públicos que reciban el PARTIDO LIBERAL, éstos deberán destinarse a los fines que señala la ley y rendirse y justificarse de forma separada. El PARTIDO LIBERAL sólo podrán invertir su patrimonio financiero proveniente de aportes del Fisco en valores de renta fija emitidos por el Banco Central, en depósitos a plazo y cuotas de fondos mutuos que no estén dirigidos a inversionistas calificados. En los casos previstos en la ley dieciocho mil seiscientos tres, y siempre que su patrimonio financiero disponible sea superior a las veinticinco mil unidades de fomento, el PARTIDO LIBERAL podrá invertirlo a través del mandato especial de administración de valores a que se refiere el Título III de la ley veinte mil ochocientos ochenta, sobre Probidad en la Función Pública y Prevención de los Conflictos de Intereses, de conformidad a las normas allí contenidas, el que deberá constituirse en un plazo de noventa días desde que el patrimonio financiero disponible del partido alcance el valor de veinticinco mil unidades de fomento. Si dicho patrimonio no supera este valor, el PARTIDO LIBERAL sólo podrá invertir su patrimonio financiero en conformidad a lo dispuesto en el inciso segundo de este artículo. Artículo cuadragésimo octavo. Contabilidad. El PARTIDO LIBERAL llevará contabilidad de acuerdo a lo dispuesto en el artículo treinta y cuatro de la ley dieciocho mil seiscientos tres. Artículo cuadragésimo noveno. Administración General de Fondos. La directiva Central designará un profesional en calidad de Administrador General de Fondos con domicilio en Chile, quien será colaborador directo de la Directiva Central, en el cumplimiento de las normas y procedimientos internos. Será además responsable, en conformidad a las disposiciones generales, por el uso indebido de los fondos que el Estado entregue al partido, sin perjuicio de las responsabilidades que puedan afectar al personal a su cargo o a otras personas que hayan vulnerándola correcta utilización de dichos fondos. Este Administrador deberá contar con un título técnico o profesional de una carrera de, al menos, ocho semestres de duración. Son obligaciones del Administrador General de los Fondos de un partido las siguientes: a) Llevar la contabilidad detallada de todo ingreso y egreso de fondos, con indicación del origen y destino, la fecha de la operación y el nombre y domicilio de las personas intervinientes. La documentación de respaldo deberá conservarse durante cinco años. b) Presentar a los organismos de control la información requerida por esta ley. c) Reintegrar los aportes que reciba del Estado, en conformidad a esta ley. d) Efectuar todos los gastos con cargo a la cuenta única correspondiente del partido. Además, en periodo de campaña, el Administrador General de los Fondos de un partido podrá ser designado Administrador General Electoral y cumplir con las funciones descritas en el artículo treinta y tres de la ley número diecinueve mil ochocientos ochenta y cuatro. Articulo quincuagésimo. Destino de bienes ante disolución: Salvo lo establecido en el articulo cuarenta y dos numeral séptimo de la Ley número dieciocho mil seiscientos tres en caso de disolución, fusión o ante la concurrencia de alguna causa que implique término de sus actividades, el Consejo General dispondrá de los bienes que forman su patrimonio, del modo que acuerde la mayoría, facultándose al mismo para disponer de toda clase de bienes, inclusive raíces, con la sola firma del presidente, secretario general, secretario ejecutivo y tesorero. TITULO NOVENO. Convocatoria, Celebración de elecciones y escrutinio de elecciones internas. Artículo quincuagésimo primero: Las elecciones internas se regularán por lo dispuesto en este estatuto y en el reglamento interno que apruebe el Consejo General a propuesta de la Directiva Central.  Artículo quincuagésimo segundo: Con tres meses de anterioridad a las elecciones, la Directiva Central convocará a elecciones mediante aviso publicado en el sitio web de Partido Liberal. En la misma oportunidad, el Tribunal Supremo designará una comisión electoral, compuesta por tres afiliados al Partido con derecho a voto que no hayan declarado candidatura. Los miembros de dicha comisión tomarán acuerdos por mayoría de miembros asistentes y, entre ellos elegirán un Presidente. La Comisión diseñará las cédulas electorales, designará a las personas que obren como vocales de mesas receptoras de sufragio, recepcionará actas de escrutinio y las demás funciones que establezcan los estatutos y el reglamento. Esta Comisión obrará con entera independencia de cualquiera otra autoridad, sus miembros son inviolables y no obedecerán órdenes que les impidan ejercer sus funciones. Artículo quincuagésimo tercero. Celebración de las elecciones. El día, hora y en el lugar que determine el reglamento y con los útiles que provea la Directiva Central, se realizarán las elecciones en las mesas receptoras de sufragio. La mesa velará porque cada votante lo haga libre de toda presión y en secreto. Artículo quincuagésimo cuarto. Escrutinio de las mesas.- Cerrada la votación, se procederá a practicar el escrutinio en el mismo lugar en que la Mesa hubiere funcionado, en presencia del público y de los apoderados y candidatos presentes. El escrutinio de Mesa se regirá por las normas siguientes: a) El Presidente contará el número de electores que hayan sufragado según el Padrón de la Mesa y el número de talones correspondientes a las cédulas emitidas para cada elección; b) Se contarán las cédulas utilizadas en la votación y se firmarán al dorso por el Presidente y el Secretario o por los vocales que señale el Presidente, de lo que se dejará constancia en el acta. Si hubiere disconformidad entre el número de firmas en el Padrón de Mesa, de talones y de cédulas, se dejará constancia en el acta. Ello no obstará a que se escruten todas las cédulas que aparezcan emitidas; c) Los miembros de la mesa abrirán las cédulas y les darán lectura de viva voz; d) Serán nulas y no se escrutarán las cédulas en que aparezca marcada más de una preferencia, contengan o no en forma adicional leyendas, otras marcas o señas gráficas. La Mesa dejará constancia al dorso de ellas del hecho de su anulación y de la circunstancia de haberse reclamado por vocales o apoderados de esta decisión. Se considerarán como marcadas y podrán ser objetadas por vocales y apoderados, las cédulas en que se ha marcado claramente una preferencia, y las que tengan, además de la preferencia, leyendas, otras marcas o señas gráficas que se hayan producido en forma accidental o voluntaria, como también aquellas emitidas con una preferencia pero sin los dobleces correctos. Estas cédulas deberán escrutarse a favor del candidato que indique la preferencia, pero deberá quedar constancia de sus marcas o accidentes en las actas respectivas con indicación de la preferencia que contienen. Se escrutarán como votos en blanco las cédulas que aparecieren sin la señal que indique una preferencia por candidato u opción del elector, contengan o no en forma adicional leyendas, otras marcas o señas gráficas; e) Terminado el escrutinio se llenará un acta del escrutinio con los resultados, y será firmada por los vocales colocándose en un lugar visible de la mesa, y; f) Los vocales, apoderados y candidatos tendrán derecho a exigir que se les certifique, por el Presidente y el Secretario, copia del resultado, lo que se hará una vez terminadas las actas de escrutinio. Artículo quincuagésimo quinto. Acta de escrutinio: Inmediatamente después de practicado el escrutinio, y en el mismo lugar en que hubiere funcionado la mesa receptora, se levantarán actas del escrutinio, estampándose en números la cantidad de firmas en el padrón correspondientes a los electores que emitieron su sufragio, la cantidad de talones y el total de sufragios emitidos encontrados en las urnas para cada tipo de elección. Además, se anotarán, en cifras y letras, el número de sufragios que hubiere obtenido cada candidato o cada una de las proposiciones de la cédula para plebiscito, en su caso; los votos nulos y los blancos. A continuación se procederá a sumar los votos anotados para todos los candidatos o proposiciones de plebiscito, más los votos nulos y blancos, anotando el resultado en cifras y letras en el total de votos señalado en el acta. La mesa deberá revisar que este total de votos sumados sea igual al número total de sufragios emitidos encontrados en las urnas estampado al inicio del acta. La mesa deberá cerciorarse de que no existan, en ninguno de los ejemplares del acta de escrutinio, diferencias o descuadraturas de los votos sumados y de los totales señalados anteriormente. Se dejará constancia de la hora inicial y final del escrutinio y de cualquier incidente o reclamación concerniente a la votación o escrutinio que deseen hacer constar los vocales y apoderados, sin que pueda eludirse por ningún motivo la anotación, bajo las penas que esta ley señala. El acta de escrutinio se escribirá en tres ejemplares idénticos, los que tendrán para todos los efectos legales el carácter de copias fidedignas, serán firmadas por todos los vocales y los apoderados que lo deseen. El primer ejemplar del acta quedará en poder del Presidente de la Mesa en sobre cerrado, sellado y firmado por los vocales, por el lado del cierre, para su remisión al Presidente del Tribunal Supremo, y dejándose testimonio, en letras, en la cubierta del sobre, de la hora en que el Secretario lo hubiere recibido. El segundo ejemplar del acta se entregará por el Presidente de la Mesa al Secretario General del Partido, en sobre cerrado, sellado y firmado por los vocales por el lado del cierre. El secretario entregará recibo de su recepción. El tercer ejemplar del acta se entregará por el Presidente de la Mesa a la Comisión electoral, en sobre cerrado, sellado y firmado por los vocales por el lado del cierre. El receptor entregará recibo de su recepción. Posteriormente, se procederá a su ensobrado y distribución conforme a los incisos anteriores, debiendo destinarse el original al sobre que el Secretario de la Mesa remitirá al Tribunal Supremo. Artículo quincuagésimo sexto. Escrutinio en base a actas por parte del Tribunal Supremo. Respecto de todas aquellas Mesas cuyos resultados estén contenidos en las actas de escrutinios que no hayan sido objeto de observaciones o discrepancias según el acta de la mesa, ni hayan sido objeto de una reclamación o de una solicitud de rectificación, se practicará el escrutinio general en base a los resultados de dichas actas sin más trámite. Artículo quincuagésimo séptimo. Escrutinio en base a paquete de cédulas electorales. El Tribunal procederá a practicar el escrutinio de la Mesa sirviéndose para ello del paquete o caja de cédulas que al efecto le será remitido, en los siguientes casos: a) cuando se hubiere interpuesto reclamación en la forma y oportunidad que señalan el estatuto y el reglamento. b) cuando existieren antecedentes fundados que permitieren presumir que el resultado de las actas de escrutinio son, de tal magnitud distintos de la votación efectiva, que habría tenido como resultado un candidato vencedor distinto. Artículo quincuagésimo octavo. Proclamación de candidatos.- Una vez dictada la sentencia sobre todos los reclamos y practicado el escrutinio general, el Tribunal proclamará a los candidatos que hubieren resultado elegidos. El Tribunal proclamará elegido al candidato que hubiere obtenido la votación correspondiente al quórum señalado en los estatutos para cada tipo de cargo. Para estos efectos, los votos en blanco y nulos se considerarán como no emitidos. El acuerdo del Tribunal Supremo por el que proclama al Presidente electo se comunicará por escrito al Secretario General, a la Comisión electoral y a los candidatos elegidos. TITULO DÉCIMO. Selección de candidatos a cargos de elección popular. Artículo quincuagésimo noveno: Las personas que soliciten ser consideradas como candidatos del Partido a cargo de elección popular requerirán del patrocinio de la Directiva Central o de 30 firmantes. Artículo sexagésimo: Los afiliados que soliciten ser considerados como candidatos del Partido deberán presentar: a) el patrocinio de treinta personas que firmen ante un Notario o bien ante algún miembro de alguna de las Directivas del Partido. Los firmantes deberán ser afiliados al Partido o personas que se afilien al Partido con ocasión del patrocinio y; b) los antecedentes que determine la Directiva Central del Partido.  Artículo sexagésimo primero: En cualquier momento, desde el patrocinio, la Directiva Central podrá objetar la solicitud de consideración a que se refiere este título. El ejercicio de la objeción de la Directiva Central, priva al solicitante de la posibilidad de ser considerado como candidato del Partido. Sin perjuicio de lo anterior, el solicitante podrá requerir que su solicitud sea considerada esta vez por el Consejo General, el cual decidirá en última instancia. La solicitud de consideración por parte del Consejo, sólo podrá ser planteada firmada por escrito ante el Secretario General del Partido hasta sesenta días antes de la declaración de candidaturas a que se refiere el artículo catorce de la Ley veinte mil seiscientos cuarenta. Artículo sexagésimo segundo: En caso de haber dos o más personas que soliciten ser consideradas como candidatas del partido para el mismo lugar, la Directiva Central podrá convocar a elecciones en las que participarán los afiliados del lugar en cuestión. TITULO DÉCIMO PRIMERO. Disposiciones Generales. Artículo quincuagésimo noveno: El Consejo General tendrá facultades para normar cualquier situación no prevista en estos estatutos y resolver sobre las cotizaciones de los afiliados a propuesta de los Consejos Regionales respectivos, teniendo siempre presente las disposiciones de la Ley número dieciocho mil seiscientos tres vigente en cada materia. Artículo sexagésimo: La Directiva Central velará por el cumplimiento de las normas relativas a la contabilidad del partido, función que asumirá el tesorero o el Administrador General de Fondos según corresponda. Artículo sexagésimo primero: El Consejo General, a proposición de la Directiva Central, deberá aprobar los reglamentos de elecciones internas de autoridades, señaladas en el presente estatuto, todo conforme al artículo  veintitrés bis de la ley dieciocho mil seiscientos tres. TITULO DECIMO SEGUNDO. Disposiciones transitorias: Artículo primero transitorio. Las autoridades electas al momento de entrada en vigencia de estos estatutos, se mantendrán en sus cargos hasta las siguientes elecciones, las cuales tendrán lugar antes del 31 de marzo de 2018, sin perjuicio de los previsto en la ley dieciocho mil seiscientos tres. Artículo segundo transitorio: Se otorga poder al Presidente del Partido, Luis Felipe Andrés Ramos Barrera, para aceptar cualquier reparo u observación que realizare el Servicio Electoral a los presentes estatutos, enmendarlos y subsanarlos conforme a las observaciones que emanen del mencionado Servicio hasta la aprobación de los estatutos por parte de este.

 

 

2.- Se aprueba modificación de reglamento de elecciones internas con el fin de cumplir con las modificaciones que SERVEL solicitó para concluir adecuación de estos con la ley orgánica constitucional de partidos políticos

 

 

REGLAMENTO DE ELECCIONES INTERNAS

PARTIDO LIBERAL DE CHILE

 

 

 

 

  1. De la declaración de candidaturas

 

 

Artículo 1. Derecho a votar y a presentar candidatura: En cada elección, tendrán derecho a voto todos los afiliados que se encuentren inscritos en los registros del partido conforme al padrón de afiliados a que se refiere el artículo 20 de la ley 18.603, con a lo menos tres meses de anticipación a las elecciones respectivas, y cuyo derecho no se encuentre suspendido por el Tribunal Supremo.

Tendrán derecho a presentarse como candidatos para acceder a los cargos del partido, los afiliados con derecho a voto que hayan presentado candidatura en conformidad a los estatutos y este reglamento.

Cualquier afiliado podrá solicitar, a su costa, a la directiva de su partido o al Servicio Electoral, copia de los registros mencionados en el artículo 20, del partido político al que pertenece, con el nombre completo de los afiliados y su domicilio, dentro del plazo señalado en el inciso anterior. El Servicio determinará la forma de verificar la vigencia de los datos personales de los afiliados y otorgará facilidades para su entrega a estos. Los afiliados no podrán divulgar los datos personales del Registro ni utilizarlos con finalidades distintas del ejercicio de sus derechos como militantes. La infracción de esta prohibición será sancionada con multa de diez a cincuenta unidades tributarias mensuales, de conformidad con el artículo 392 del Código Procesal Penal, sin perjuicio
de la responsabilidad que proceda en virtud de lo dispuesto en el Título V de la ley N°19.628, sobre protección de la vida privada.

Sin perjuicio de lo anterior, cualquier afiliado al partido podrá solicitar, a su costa, un certificado de su inscripción en el mencionado registro.

 

 

Artículo 2. Convocatoria a elecciones, comisión electoral y cierre de registros generales de afiliados: Con tres meses de anterioridad a las elecciones, la Directiva Central convocará a elecciones mediante aviso publicado en el sitio web de Partido Liberal.

En la misma oportunidad, el Tribunal Supremo designará una comisión electoral, compuesta por tres afiliados al Partido con derecho a voto que no hayan declarado candidatura. Los miembros de dicha comisión tomarán acuerdos por mayoría de miembros asistentes y, entre ellos elegirán un Presidente. Esta Comisión obrará con entera independencia de cualquiera otra autoridad, sus miembros son inviolables y no obedecerán órdenes que les impidan ejercer sus funciones. Sin embargo, estarán sujetos a la fiscalización del Tribunal Supremo.

Asimismo, el Secretario General deberán proceder a realizar el cierre de sus registros generales de afiliados, debiendo remitir un duplicado de dicho registro al Tribunal Supremo, informando también las nuevas afiliaciones y las desafiliaciones hasta dicho cierre. A falta de los duplicados señalados en el inciso primero, se tomarán en consideración los últimos registros de afiliados entregados al Servicio Electoral.

 

Artículo 3. Declaración de candidatura: Desde la fecha de convocatoria a elecciones y hasta treinta días antes de su realización, podrán presentarse candidatos para postular a los cargos que se eligen. Tres días hábiles después de cumplido el plazo para recibir declaraciones de candidaturas, el secretario general dictará una resolución, la cual será publicada en la página web, en la cual notificará la aceptación o rechazo de las candidaturas. Deberán rechazarse las candidaturas que no cumplan con los requisitos legales, estatutarios o reglamentarios.

En la declaración de candidaturas se deberán designar los apoderados de los candidatos. Los apoderados  de cada candidatura o lista podrán asistir, al menos, a todas las mesas receptoras de sufragios, al escrutinio practicado por las mesas y por el Tribunal Supremo, y podrán consignar cualquier observación en las actas de escrutinio correspondiente.

 

Artículo 4. Reclamo por rechazo de candidatura: La resolución que rechaza una declaración de candidatura sólo podrá ser impugnada por el declarante ante el Tribunal Supremo dentro de tres días siguientes a la publicación a que se refiere el artículo anterior.

El escrito de impugnación será presentado directamente ante el Tribunal Supremo y deberán acompañar los medios de prueba que el recurrente estime necesarios. En caso de ser necesario, el Tribunal Supremo abrirá un término probatorio de 3 días. La sentencia del Tribunal se notificará al Secretario General y a los interesados por correo electrónico o por carta certificada.

Si correspondiese, el secretario general dictará una resolución en la cual se corrija la lista de candidatos habilitados para competir en las elecciones conforme a los resuelto por el Tribunal Supremo. Dicha resolución será publicada en la página web del partido.

 

 

  1. De las cédulas electorales

 

 

Artículo 5: Con 5 días de anterioridad días a las elecciones, el Tribunal Supremo autorizará las cédulas electorales confeccionadas por la Comisión electoral, las que deberán asegurar que éstas sean impresas en forma legible, con serie y numeración correlativas, las que deberán constar en un talón desprendible de dicha cédula.

Los errores en la impresión de la cédula no anularán el voto, salvo que, a juicio del Tribunal Supremo, sean de tal entidad que hayan podido confundir al elector o influir en el resultado de la elección.

 

 

III. De la propaganda y publicidad

 

 

Artículo 6: Desde que se dicte la resolución que determina los candidatos habilitados en las elecciones que corresponda, estos tendrán acceso igualitario a la página web y a las instalaciones del partido en la forma que determine la Directiva, la cual en ningún caso podrá discriminar arbitrariamente. En caso de considerarse algún candidato afectado por esta clase de discriminación, podrá recurrir al Tribunal Supremo.

El Tribunal no admitirá a tramitación las denuncias en que no se señale de manera específica la forma en que se ha materializado la discriminación.

El Tribunal podrá suspender el derecho de propaganda y publicidad ejercido con infracción o abuso a los estatutos, principios y código de ética del partido.

 

 

  1. De las mesas receptoras de sufragios

 

 

Artículo 7. Las mesas receptoras de sufragios: Las Mesas Receptoras de Sufragios tienen por finalidad recibir los votos que emitan los electores en los procesos electorales, hacer su escrutinio y cumplir las demás funciones que señala este reglamento.

La Mesas Receptoras obrarán con entera independencia de cualquiera otra autoridad; sus miembros son inviolables y no obedecerán órdenes que les impidan ejercer sus funciones. Sin embargo, estarán sujetos a la fiscalización del Tribunal Supremo.

 

Artículo 8. Vocales de mesa.- Cada Mesa Receptora de Sufragios se compondrá de dos vocales elegidos de entre los inscritos en el Padrón de Mesa respectivo.

 

Artículo 9. Sorteo: Con dos semanas de anticipación a las elecciones, la Comisión electoral designará mediante sorteo los nombres de las personas de los vocales de las Mesas Receptoras de Sufragios de entre los afiliados que se encuentren registrados en la Región en que tendrá lugar la elección. La Comisión electoral, citará a las personas que resultaren designadas como vocales de mesa, a una capacitación.

En caso que las personas designadas como vocales no concurrieren a la capacitación a que se refiere el inciso anterior, la Comisión Electoral designará como vocal de mesa de entre las personas que se presenten como voluntarias.

 

Artículo 11. Locales de votación: Con una anticipación de diez días corridos anteriores a cada elección, el Secretario General informará en la página web del partido, la ubicación de los locales de votación a los afiliados y la hora de inicio y término de votación.

 

Artículo 12. Instalación de la mesa: Las mesas receptoras se instalarán el día de las elecciones, en el lugar y hora a la cual fueron citados por la publicación del Secretario General

 

Artículo 13. Constitución de las Mesas Receptoras.- Las Mesas Receptoras se constituirán con uno de sus miembros.

Si al comienzo del acto electoral no hubiese sido posible constituir la esa receptora, el Secretario procederá a designar los vocales que faltaren hasta completar sólo el mínimo necesario para funcionar. Deberá preferir a los electores que voluntariamente se ofrezcan, en el orden en que se presenten. A falta de éstos, deberá designar a otros que se encuentren en el recinto.

 

 

  1. De los Útiles Electorales

 

 

Artículo 13. Útiles electorales. El Secretario General pondrá a disposición de las mesas Electorales, los útiles destinados a cada una de las Mesas Receptoras de Sufragios del respectivo local a lo menos el día anterior a la elección.

Para cada Mesa Receptora deberá considerarse el siguiente material:

1) el padrón de cada mesa receptora de sufragios, con una nómina alfabética de electores habilitados para votar en ella

2) los datos para identificación de electores habilitados

3) el espacio necesario para estampar la firma o huella dactiloscópicas;

4) las cédulas electorales para la emisión de los sufragios;

5) formularios de actas de escrutinio por cada elección, las que deberán ser suscritas por los vocales de mesa y apoderados de cada candidatura o lista, y

6) un formulario de minuta del resultado del escrutinio para cada elección.

 

 

  1. Del Escrutinio por Mesas

 

 

Artículo 14. Voto libre y secreto. La mesa velará porque cada votante lo haga libre de toda presión y en secreto

 

Artículo 15. Cierre de la votación.- A la hora fijada para el término de la elección, y siempre que no hubiere algún elector que deseare sufragar, el Presidente de la mesa declarará cerrada la votación, dejando constancia de la hora en el acta. Si hubiere electores con intención de sufragar, la Mesa deberá recibir el sufragio de todos ellos antes de proceder con el cierre de la votación.

Efectuada la declaración de cierre, el Presidente de la mesa o el vocal, en su caso, escribirá en el Padrón de la Mesa, en el espacio destinado para la firma, la expresión «no votó» respecto de los electores que no hubiesen sufragado.

 

 

Artículo 15. Escrutinio de las mesas.- Cerrada la votación, se procederá a practicar el escrutinio en el mismo lugar en que la Mesa hubiere funcionado, en presencia del público y de los apoderados y candidatos presentes.

El escrutinio de Mesa se regirá por las normas siguientes:

1) El Presidente contará el número de electores que hayan sufragado según el Padrón de la Mesa y el número de talones correspondientes a las cédulas emitidas para cada elección;

2) Se contarán las cédulas utilizadas en la votación y se firmarán al dorso por el Presidente y el Secretario o por los vocales que señale el Presidente, de lo que se dejará constancia en el acta.

Si hubiere disconformidad entre el número de firmas en el Padrón de Mesa, de talones y de cédulas, se dejará constancia en el acta. Ello no obstará a que se escruten todas las cédulas que aparezcan emitidas;

3) Los miembros de la mesa abrirán las cédulas y les darán lectura de viva voz;

4) Serán nulas y no se escrutarán las cédulas en que aparezca marcada más de una preferencia, contengan o no en forma adicional leyendas, otras marcas o señas gráficas.

La Mesa dejará constancia al dorso de ellas del hecho de su anulación y de la circunstancia de haberse reclamado por vocales o apoderados de esta decisión.

Se considerarán como marcadas y podrán ser objetadas por vocales y apoderados, las cédulas en que se ha marcado claramente una preferencia, y las que tengan, además de la preferencia, leyendas, otras marcas o señas gráficas que se hayan producido en forma accidental o voluntaria, como también aquellas emitidas con una preferencia pero sin los dobleces correctos. Estas cédulas deberán escrutarse a favor del candidato que indique la preferencia, pero deberá quedar constancia de sus marcas o accidentes en las actas respectivas con indicación de la preferencia que contienen.

Se escrutarán como votos en blanco las cédulas que aparecieren sin la señal que indique una preferencia por candidato u opción del elector, contengan o no en forma adicional leyendas, otras marcas o señas gráficas;

5) Terminado el escrutinio se llenará un acta del escrutinio con los resultados, y será firmada por los vocales colocándose en un lugar visible de la mesa, y

6) Los vocales, apoderados y candidatos tendrán derecho a exigir que se les certifique, por el Presidente y el Secretario, copia del resultado, lo que se hará una vez terminadas las actas de escrutinio.

 

Artículo 16. Acta de escrutinio.- Inmediatamente después de practicado el escrutinio, y en el mismo lugar en que hubiere funcionado la mesa receptora, se levantarán actas del escrutinio, estampándose en números la cantidad de firmas en el padrón correspondientes a los electores que emitieron su sufragio, la cantidad de talones y el total de sufragios emitidos encontrados en las urnas para cada tipo de elección. Además, se anotarán, en cifras y letras, el número de sufragios que hubiere obtenido cada candidato o cada una de las proposiciones de la cédula para plebiscito, en su caso; los votos nulos y los blancos.

A continuación se procederá a sumar los votos anotados para todos los candidatos o proposiciones de plebiscito, más los votos nulos y blancos, anotando el resultado en cifras y letras en el total de votos señalado en el acta. La mesa deberá revisar que este total de votos sumados sea igual al número total de sufragios emitidos encontrados en las urnas estampado al inicio del acta. La mesa deberá cerciorarse de que no existan, en ninguno de los ejemplares del acta de escrutinio, diferencias o descuadraturas de los votos sumados y de los totales señalados anteriormente.

Se dejará constancia de la hora inicial y final del escrutinio y de cualquier incidente o reclamación

concerniente a la votación o escrutinio que deseen hacer constar los vocales y apoderados, sin que pueda eludirse por ningún motivo la anotación, bajo las penas que esta ley señala.

El acta de escrutinio se escribirá en tres ejemplares idénticos, los que tendrán para todos los efectos legales el carácter de copias fidedignas, serán firmadas por todos los vocales y los apoderados que lo deseen.

El primer ejemplar del acta quedará en poder del Presidente de la Mesa en sobre cerrado, sellado y firmado por los vocales, por el lado del cierre, para su remisión al Presidente del Tribunal Supremo, y dejándose testimonio, en letras, en la cubierta del sobre, de la hora en que el Secretario lo hubiere recibido.

El segundo ejemplar del acta se entregará por el Presidente de la Mesa al Secretario General del Partido, en sobre cerrado, sellado y firmado por los vocales por el lado del cierre. El secretario entregará recibo de su recepción.

El tercer ejemplar del acta se entregará por el Presidente de la Mesa a la Comisión electoral, en sobre cerrado, sellado y firmado por los vocales por el lado del cierre. El receptor entregará recibo de su recepción.

Posteriormente, se procederá a su ensobrado y distribución conforme a los incisos anteriores, debiendo destinarse el original al sobre que el Secretario de la Mesa remitirá al Tribunal Supremo

 

 

VII. De la Devolución de las Cédulas y Útiles

 

 

Artículo 17. Clasificación de cédulas.- Después de practicado cada escrutinio y llenado de las actas conforme al artículo anterior, el Presidente pondrá las cédulas escrutadas con las que se hubiere sufragado en la elección, separando las cédulas escrutadas y no objetadas, las escrutadas marcadas y objetadas, los votos nulos y en blanco, las cédulas no usadas o inutilizadas, los talones desprendidos de las cédulas emitidas y los talones y sellos adhesivos no utilizados, dentro de los sobres especiales destinados a cada efecto.

En el sobre caratulado «Votos escrutados no objetados» se colocarán aquellas cédulas que, emitidas correctamente.

En el sobre caratulado «Votos nulos y en blanco» se colocarán aquellas cédulas que, a juicio de la mayoría de la Mesa, se encuentren en cualquiera de alguna de estas situaciones.

En el sobre caratulado «Votos escrutados marcados y objetados» se colocarán aquellas cédulas consideradas nulas, contra las cuales se hayan formulado objeciones, que consten en el acta respectiva.

Se pondrá, además, dentro del respectivo sobre, el Padrón de Mesa empleado en la votación de la Mesa.

Los sobres se cerrarán, sellarán y firmarán, por el lado del cierre, por todos los vocales y por los apoderados que quisieren.

 

Artículo 18.- Remisión de cédulas y útiles electorales. El Presidente de la Mesa remitirá el sobre que contenga el ejemplar de las actas al Presidente del Tribunal Supremo, al Secretario General y a la Comisión electoral. El paquete será cerrado y sellado. En su cubierta se anotará la hora y se firmará por todos los vocales y los apoderados que lo desearen.

 

 

VIII. De las Reclamaciones Electorales

 

 

Artículo 18. Reclamaciones.- Ante el Tribunal Supremo se podrán interponer reclamaciones de rectificación o de nulidad.

Cualquier candidato podrá interponer reclamaciones de nulidad contra las elecciones por actos que las hayan viciado, relacionados con: a) Funcionamiento de las Mesas Receptoras; b) el escrutinio de cada Mesa; c) actos de la autoridad o de personas que hayan coartado la libertad de sufragio; d) falta de funcionamiento de Mesas; e) práctica de cohecho, de soborno o uso de fuerza y de violencia, y f) la utilización de un Padrón Electoral diferente del que corresponde

 

Artículo 19. Perjuicio como requisito para declaración de nulidad. Sólo podrán anularse los actos electorales defectuosos que ocasionaren al candidato un perjuicio reparable únicamente con la declaración de nulidad. Existe perjuicio cuando la inobservancia de las formas hubiere dado lugar a la elección de un candidato o de una opción distinta de las que habrían resultado si la manifestación de la voluntad electoral hubiere estado libre del vicio alegado.

 

Artículo 20. La reclamación. Dentro de un plazo de tres días fatales, el candidato deberá presentar el escrito de reclamación de rectificación o de nulidad, según corresponda, directamente ante el Tribunal Supremo y deberán acompañar todos los medios de prueba que obren en su poder.

Serán declarados inadmisibles los escritos en que no se señale de manera precisa el vicio de nulidad ni los hechos en los cuales se configura el vicio.

En caso de ser necesario, el Tribunal Supremo abrirá un término probatorio de 3 días.

La sentencia del Tribunal se notificará al Secretario General y a los interesados por correo electrónico o por carta certificada.

 

Artículo 21. Repetición de votación.- Cuando el Tribunal Supremo declare nula la votación en una o más Mesas, mandará repetir la o las anuladas sólo en el caso de que ella o ellas den lugar a una decisión electoral diferente. La votación se repetirá sólo en las Mesas afectadas.

En la repetición, las Mesas Receptoras afectadas funcionarán con la misma integración que hubieren tenido en la votación anulada, salvo que la declaración de nulidad se fundare en la circunstancia de ser nulo el nombramiento de las Mesas mismas, o en la adulteración o falsificación del escrutinio, o en el cohecho de los miembros de las Mesas, casos en los cuales se renovará el nombramiento por la Comisión Electoral en conformidad a esta ley.

Los escrutinios se repetirán por las Mesas que corresponda.

 

Artículo 22. Sanciones disciplinarias. En caso de concurrir alguna infracción a los estatutos, principios o código de ética de algún afiliado, el Tribunal procederá de acuerdo a las reglas generales contenidas en los estatutos.

 

 

  1. Del escrutinio y calificación practicados por el Tribunal Supremo.

 

 

Artículo 23.- Luego de haber fallado todas las reclamaciones en contra de una elección, el Tribunal procederá a realizar su escrutinio general.

 

Artículo 24. Sesiones del Tribunal Supremo. El escrutinio que tengan por objeto practicar el escrutinio general o el escrutinio de alguna Mesa en particular ante el Tribunal será público y podrán asistir los candidatos y uno de sus apoderados, designados al efecto por los aquellos

 

Artículo 25. Escrutinio en base a actas. Respecto de todas aquellas Mesas cuyos resultados estén contenidos en las actas de escrutinios que no hayan sido objeto de observaciones o discrepancias según el acta de la mesa, ni hayan sido objeto de una reclamación o de una solicitud de rectificación, se practicará el escrutinio general en base a los resultados de dichas actas sin más trámite.

 

 

Artículo 26. Escrutinio en base a paquete de cédulas electorales. El Tribunal procederá a practicar el escrutinio de la Mesa sirviéndose para ello del paquete o caja de cédulas que al efecto le será remitido, en los siguientes casos:

 

  1. a) cuando se hubiere reclamado en los términos del artículo 20

 

  1. b) cuando existieren antecedentes fundados que permitieren presumir que el resultado de las actas de escrutinio son, de tal magnitud distintos de la votación efectiva, que habría tenido como resultado un candidato vencedor distinto.

 

Artículo 27. Proclamación de candidatos.- Una vez dictada la sentencia sobre todos los reclamos y practicado el escrutinio general, el Tribunal proclamará a los candidatos que hubieren resultado elegidos.

El Tribunal proclamará elegido al candidato que hubiere obtenido la votación correspondiente al quórum señalado en los estatutos para cada tipo de cargo. Para estos efectos, los votos en blanco y nulos se considerarán como no emitidos.

El acuerdo del Tribunal Supremo por el que proclama al Presidente electo se comunicará por escrito al Secretario General, a la Comisión electoral y a los candidatos elegidos.

 

 

  1. De las reclamaciones ante el Tribunal Calificador de Elecciones

 

 

Artículo 28 Reclamación ante el Tribunal Calificador de Elecciones. El escrutinio de las elecciones internas será público y los estatutos deberán prever mecanismos de reclamación ante los Tribunales internos. Serán reclamables ante el Tribunal Calificador de Elecciones, dentro de cinco días hábiles de notificadas, las resoluciones del Tribunal Supremo referidas a reclamaciones de nulidad o rectificación de escrutinios de las elecciones de los órganos señalados en las letras a), b) y c) del inciso primero del artículo 23, siempre que tales resoluciones

cuenten con un voto de minoría equivalente, al menos, al 25 por ciento de los miembros del Tribunal Supremo y que, de ser acogida dicha reclamación,  hubiere dado lugar a la elección de un candidato o de una opción distinta de aquella que se ha constatado. La reclamación deberá individualizar la resolución que motiva la reclamación, indicar las peticiones concretas que formula y acompañar todos los antecedentes en que se funda. Si del cálculo del 25 por ciento señalado no diese un número entero, deberá aproximarse al entero inmediatamente superior.