Por David Gómez, vocero animalista del PL


 

Timón es un perro galgo que se hizo conocido de una manera muy triste. A diferencia de tantos animales de compañía que se hacen famosos en redes sociales por situaciones tiernas o divertidas, él fue motivo de noticia al ser encontrado en Casablanca en condiciones terribles. Estaba amarrado a un árbol, donde pasó días sin agua ni comida y herido. Afortunadamente fue rescatado y comenzó a recibir tratamiento médico.

 

¿Qué tiene de especial este caso de maltrato animal? No es extraño, lamentablemente, encontrarnos con este tipo de noticias, pero acá podemos notar un elemento particular: Timón es un perro galgo. Los galgos son los perros más usados en carreras, actividad que se realiza en distintas comunas del país en recintos llamados “canódromos”. Sin embargo, estas carreras no se limitan a que un grupo de perros corra en una pista.

 

Existe toda una cultura alrededor de las carreras de perros, en la que hay criaderos involucrados, como si aún no se enteraran de la Ley de Tenencia Responsable; administración y comercio de medicamentos veterinarios que no siguen ninguna regulación legal, con el objetivo de “recuperarlos” si están enfermos y de mejorar su rendimiento en las carreras; situaciones de violencia contra los animales por no cumplir con las exigencias del dueño del perro, que van desde golpes hasta el abandono y muerte de los animales; y apuestas que, por supuesto, son ilegales y son la razón de existir de esta actividad.

 

Pese a existir leyes contra el maltrato animal, las carreras en sí no están prohibidas. Peor aún, la ley 20.380, de protección animal, en su artículo 16 valida el uso de animales en los mal llamados deportes, indicando “Las normas de esta ley no se aplicarán a los deportes en que participen animales, tales como el rodeo, las corridas de vaca, el movimiento a la rienda y los deportes ecuestres, los que se regirán por sus respectivos reglamentos”. Pese a lo que traten de plantear quienes defienden este tipo de actividades, aún si se regularan las carreras de perros nada va a impedir que rompan los reglamentos si ya están incumpliendo normas que ya existen. Mientras puedan organizar carreras de perros, el abuso a los animales utilizados va a seguir, ya que al haber beneficios económicos cualquier consideración de bienestar pasa a ser secundaria.

 

Tenemos una urgencia por legislar en esta materia. Argentina ya prohibió las carreras de perros, mientras que en Uruguay fueron prohibidas por decreto, mientras que un proyecto de ley está siendo tramitado en el congreso. Ésto ha llevado a que galgueros de ambos países estén viniendo a Chile para seguir con sus carreras y todas las actividades anexas a ellas, por lo que necesitamos avanzar y no quedarnos atrás en su prohibición.

 

En Chile ya tenemos posibilidades de lograrlo. En enero los diputados Vlado Mirosevic y Alejandro Bernales, ambos del Partido Liberal, junto a la organización Libera, ingresaron un proyecto de ley para prohibir estas carreras. Se derivó a la Comisión de Medioambiente de la Cámara de Diputados, con el número de boletín 12420-12, y este miércoles 8 de mayo se hará su primera discusión para ser aprobada y que siga su trámite legislativo.

 

Timón ya se recupera del maltrato que recibió. Los cuidados médicos han sido exitosos, está recibiendo mucho cariño, preocupación de la gente y donaciones para que siga adelante. Él es tan solo uno de los múltiples casos en que los perros galgos deben sufrir abusos y no todos corren la misma suerte. Nadie quiere que se sigan repitiendo estas noticias y tenemos una gran oportunidad de cambiar el destino de cientos de animales, prohibiendo estas carreras.

 

Si deseas conocer más y participar en campañas para ayudar a los perros usados en carreras, puedes revisar los medios de las siguientes organizaciones:

 

Libera

Galgo Libre

Fundación Galgo

Leave a Reply