El diputado del Partido Liberal de Chile, Vlado Mirosevic, se refirió esta mañana en el Congreso a lo que fue el gobierno de Sebastián Piñera, entre los años 2010 y 2014.

Según el parlamentario liberal su gobierno estuvo dominado por la hegemonía de la UDI en la conducción del gobierno, lo que criticó fuertemente.

“Pensé ingenuamente en sus inicios que el gobierno de Piñera podía ser más centrista, según como fue su tono en la campaña, pero lo cierto es que el gobierno terminó dominado por los sectores conservadores que ya conocemos en la derecha”.

La campaña de Piñera en el 2009, según Mirosevic, construyó un espejismo “en el sentido de que prometió un gobierno más moderado, de centro, pero en la práctica fue un gobierno con una mirada excesivamente tecnócrata y de corte neoliberal, que despreció los derechos sociales, por ejemplo, considerando a la educación como un bien de consumo”.

El parlamentario puso énfasis en afirmar que si bien valora la agenda pro emprendimiento “eso no tiene nada que ver con terminar siendo un gobierno de los empresarios, porque se puede tener un acento en la agenda pro emprendimiento, sin la necesidad de rechazar otras áreas como la justicia social o el medioambiente. Un gobierno de centro, a diferencia del de Piñera, hubiese combinado ambas cosas, pero en la práctica el gobierno de Piñera fue heredera del fanatismo de los Chicago Boys. Por eso tengo un juicio crítico de ese gobierno”.

Finalmente Mirosevic dijo que desde el Partido Liberal no existe cercanía con ese gobierno. “Los liberales, al menos los de centro y de corte igualitario, miramos con lejanía a ChileVamos porque los consideramos parte de una tradición autoritaria en lo político, conservadora en torno a las libertades individuales y fanáticamente neoliberal en su concepción económica. En cambio para nosotros lo fundante en una sociedad no es el mercado, sino un pacto social, que combina una sociedad con mercado, claro está, pero también con democracia profunda que distribuya el poder y establezca ciertos niveles de igualdad, y finalmente un Estado laico donde se respeten las libertades individuales”.

Leave a Reply